observación, presencia

y atención

Educar desde tu esencia es educar desde el amor, desde quién tú eres realmente. Es educar desde la compasión y desde la humildad. Cuando educamos desde el “quiero que seas”, desde el “quiero que te parezcas al de al lado», cuando comparamos, lo hacemos desde el EGO.

Cuando tenemos mucha prisa en el crecimiento del niño, cuando queremos que vaya muy rápido, no nos damos cuenta de sus verdaderas necesidades de desarrollo.

Sin embargo, cuando lo hacemos desde el ser, podemos darnos cuenta de que la dificultad real del niño HOY es, por ejemplo, terminar de hacer un puzzle que le está costando mucho trabajo. En ese momento, si estoy observando, presente y atento, me agacho y le ayudo, le enseño, le quiero.

Educar desde tu esencia - CHarla

quien lee sabe mucho, pero quien observa sabe mucho más.

Alejandro Dumas

CONTENIDO DE LA CHARLA

vivir en la prisa,

un billete seguro a la incomprensión

1

Nuestra esencia. ¿Qué es? ¿Cómo descubrirla en nosotros mismos?
2

Hábitos que nos impiden relacionarnos con nuestros hijos desde nuestra esencia.
3

La relación con los niños desde la esencia: la compasión, la humildad y el amor.
4

Conectar con el mundo desde nuestra esencia: un cambio de 180º en nuestras relaciones personales.